Qué es el Dinero?

DSC_0057

Hay muchas formas de definir el dinero, y aunque a día de hoy puede llegar a ser un concepto complejo debido al papel que juega en la economía, si miramos como ha evolucionado desde sus inicios, tal y como podemos ver en el video “El dinero es deuda” (el cual recomiendo ver encarecidamente, no te dejará indiferente) hay formas más simples de entender qué es el dinero y para qué sirve.

A mi entender estos son algunos aspectos importantes, algunos más obvios y otros quizás no tanto:

– En primer lugar el dinero es un medio fácil y práctico de convertir bienes y servicios en algo portable y universalmente aceptado. Es la evolución al trueque y evita los problemas derivados de este sistema. Por ejemplo, si eres pintor, sería muy poco práctico ir con tus cuadros al bar a intentar comprar una cerveza, es mucho más fácil vender el cuadro por dinero e irte al bar a por tu cerveza.

– El dinero no es ni bueno ni malo, es un simplemente un medio. Lo que será bueno o malo serán los actos que se realicen con él. Pero la culpa o la gracia nunca serán del dinero sino de las manos que lo manejen.

– El dinero tampoco te convierte en materialista per se, el dinero no tiene por qué traducirse en bienes de consumo, coches, casas, joyas, etc. No hay ninguna ley que diga que si acumulas cierta riqueza tengas que adquirir determinados bienes o determinados servicios (como restaurantes caros o viajes en clase business) para hacer gala de esa riqueza.

– El dinero es el resultado del valor que has aportado a la sociedad (excepto si te dedicas a especular, en ese caso no aportas valor pero si liquidez). Siguiendo con el ejemplo del pintor; si susodicho pintor crea 10 cuadros y son lo suficientemente bellos para que 10 personas decidan comprarlos por 100 Euros cada uno después de haber meditado su compra, esos 1000 euros serán fruto del valor que el pintor ha aportado a la sociedad. Por lo que el pintor puede estar muy orgulloso de poseer ese dinero. Más todavía si hubiese logrado obtener 1 millon por cada cuadro en lugar de solo 100€ ya que significaría que su contribución a la sociedad habría sido mayor, habría creado unas piezas de arte aún mas sublimes y de ahí el alto precio de su venta.

– El dinero te permite votar cada vez que lo utilizas. Las elecciones son cada 4 años, de vez en cuando hay algún referéndum, pero usamos nuestro dinero cada día. Cada día decidimos “los cuadros de que pintor compramos” y por tanto a que pintor incentivamos a que continúe pintando a que promocione su arte y a cual condenamos a dedicarse a otra cosa. Ahora cambiemos pintores por empresas de refrescos, de coches, de alimentación, cada vez que compramos votamos y en el mundo en que vivimos esa es la mayor democracia que existe, la más real, por eso es importante pensar dos veces antes de compra una cosa, otra o simplemente no hacer nada.

– El dinero es lo que tú quieras que sea. Y este es el punto más importante. El dinero puede convertirse en bienes (un cuadro!), en servicios (un corte de pelo), en experiencias (un salto en paracaídas), en alimentos (unas lechugas orgánicas),en tiempo (pagando a alguien para que realice por ti una actividad que consideras ingrata (planchar?) mientras tú haces otra cosa que te hace más feliz (leer mi blog?)) o en la que a mí más me gusta, y que a fin de cuentas engloba todas las otras, el dinero se puede convertir en libertad! (El dinero te permite elegir, en casi cualquier ámbito que quieras. Según la cantidad te permite elegir desde volverte a casa en bus o en taxi a continuar trabajando 7 horas al día o dedicar ese tiempo a cualquier otra cosa).

Como hemos visto el dinero tiene un gran poder y no tiene por qué ser maligno sino todo lo contrario, pero tiene un problema, es un recurso limitado, no podrá ser todas las cosas que tú quieras a la vez, y por tanto tendrás que elegir, si elijes que sea una cosa no podrá ser otra. Ejemplo, si todos los viernes elijes que tu dinero se traduzca en la entrada al garito de moda más 5 cubatas en la barra, puede que ese año sabático con el que sueñas nunca llegue a ser posible. O que tengas que comer comida normal el resto de tu vida en lugar de orgánica. No quiero decir que los cubatas sean peores que la comida orgánica o que irte de año sabático, cada uno decide, pero si quiero decir que cada gasto conlleva un precio y el precio no es en euros es en oportunidades de hacer otras cosas.

El problema de esto es que muchas veces no nos damos cuenta de a que estamos renunciando y del poder que tiene ese dinero para que podamos conseguir algunas de los objetivoscon los que soñamos, somos miopes y nos es mucho más fácil mirar al corto plazo que al largo y muchas veces ni eso, ya que utilizamos el dinero en cosas que tampoco nos proporcionan toda la satisfacción que esperábamos. Por ejemplo, el consumismo es una adicción, engancha, comprar nos produce un sentimiento de felicidad instantáneo, pero que no es duradero, da igual que te hayas comprado unos zapatos nuevos o un Rolls Royce, la felicidad de la compra no dura mucho, pronto necesitaras otros zapatos o un nuevo y flamante coche para volver a sentir lo mismo. Este comportamiento se convierte en un círculo vicioso y para continuar comprando es común que tengamos que vernos dedicando gran parte de nuestro tiempo a tareas que no nos son gratas y comprando para regalarnos a nosotros mismo esas pequeñas dosis de felicidad para justificar el tiempo que pasamos en el trabajo…. O incluso renunciando a pasar más tiempo con las personas que amamos (teniendo que llevar a los niños a la guardería por ejemplo). Quizás si no hubiésemos tomado comida orgánica durante 40 años habríamos podido ahorrar e invertir lo ahorrado de forma que ahora nos pudiésemos permitir trabajar menos horas y pasar más tiempo con los niños? Y de nuevo no estoy diciendo que una opción sea mejor que la otra, sino que tendremos que elegir, siempre estamos eligiendo.

Las buenas noticias es que otras maneras de hacer las cosas, hay salidas a la llamada carrera de la rata, y no soy yo el inventor de todo esto, ni mucho menos, por eso no me voy a extender, pero básicamente es posible salir de ahí haciendo un mejor uso de nuestro dinero, siendo críticos y aprendiendo a distinguir entre precio y valor, entre precio y grado de satisfacción para no pagar demasiado por algo que no lo vale y poder gastarlo en otras cosas o ahorrarlo para darle un mejor uso en el futuro. Y con ese dinero que vamos a ahorrar sin  realmente tener que renunciar a nada importante vamos a conseguir poco a poco comprar más libertad, más tiempo y mucha más felicidad que gastando nuestro dinero sin ningún control.

En mi caso y gracias a esta relación con el dinero estoy a punto de los grandes sueños de mi vida, poder viajar por tiempo indefinido.

Y tú, que harás con la libertad que contiene el dinero que pasa por tus manos?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s